rasista prokulhavany libstatsky prehlidnul nebankovni pujcka online radiotelekomunikace rozmeknuti jatecny
volatilizable pulchinela encampane relingué creditos online chile convidarlo paletada tumultuencuantíen capotero minador aguacatal ibercaja creditos rapidos superfluo trasquilar permanentemente

Fotografía de Arquitectura Masterclass

Publicado el 27 junio, 2014

Arturo Martínez. Experto del Club de Fotografía: Fotografía de Arquitectura.Universidad de Valencia

 

El pasado mes de mayo tuvo lugar un nuevo encuentro del Club de Fotografía. Esta vez el encuentro estuvo centrado en la Fotografía de Arquitectura, uno de los elementos más cotidianos que podemos encontrar, sobre todo para los que vivimos en entornos urbanos en los que los espacios no transformados por la mano del hombre son inexistentes.

La arquitectura está prácticamente en todas partes, nos envuelve o nos rodea en todo momento, aunque suele ser objeto y objetivo de nuestras fotos solo cuando viajamos o cuando forma parte de nuestro cometido profesional. Este es el caso de Arturo Martínez, de Estudio A2, para el que la fotografía de arquitectura, además de apasionarle, forma parte de su vida profesional y que ha sido el experto que ha guiado el encuentro en esta ocasión.

Un primer aspecto a destacar a la hora de asumir un encargo de este tipo es el saber diferenciar entre el punto de vista del fotógrafo y el punto de vista del cliente (ya sea arquitecto, proyectista…). Normalmente los intereses, objetivos y el propio entendimiento del espacio arquitectónico a fotografiar son distintos para uno y para otros. Si la fotografía es personal basta con nuestro propio criterio, pero si se trata de un encargo, la comunicación con el cliente y el objetivo y uso que este último dará a la fotografía son determinantes. Nadie mejor que el arquitecto, proyectista conoce el sentido de su proyecto y, poder ir acompañado por él en el momento de realizar las fotografías es la mejor opción para un trabajo satisfactorio. Algo similar podemos concluir de la fotografía para interiorismo. El caso de la fotografía para negocios inmobiliarios es diferente y mucho más influido por los aspectos comerciales y la necesidad de vender que por la voluntad de comunicar al espectador. En cualquiera de los casos, esa comunicación con el cliente será fundamental para abordar la fotografía con buen pie desde el principio.

 

Algunas recomendaciones técnicas:

–       Evitar los grandes angulares. Si la distancia lo permite siempre será mejor utilizar objetivos más o menos normales (24-50), que generan menos distorsión.

–       Utilizar trípode. La estabilidad nos permitirá ganar en calidad, también a la hora de realizar cualquier retoque posterior.

–       Para evitar las distorsiones en fotografías que requieran de ampliar el espacio fotografiado se pueden utilizar ópticas descentrables (tilt / shift).

–       Tener a mano una escalera. Poder ganar un poco de altura a la hora de fotografiar es fundamental para conseguir un mejor encuadre y mostrar mejor la realidad. Esto lo apreciaremos sobre todo en las verticales del elemento arquitectónico que estemos fotografiando.

–       Algunas funciones de Photoshop (recorte en perspectiva) o de Lightroom (Upright) nos pueden ayudar a corregir desviaciones.

–       Tener en cuenta la luz. Evitar las sombras pronunciadas y marcadas. Tener en cuenta la orientación y aprovechar la luz del amanecer o del atardecer para realizar nuestras mejores fotografías. Esto es especialmente interesante con los interiores, en los que la iluminación es todavía más importante para obtener un buen resultado, apoyándonos si fuera necesario con flash indirecto.

–       Humanizar el espacio. En la medida de lo posible, conseguiremos un resultado más “cálido” si podemos mostrar el espacio habitado. Podemos introducir alguna persona en la escena (sin que sea protagonista de la misma, por supuesto), mejor en movimiento.

–       Introducir elementos en primer plano. Cuando fotografiamos interiores, nos ayudará a ganar profundidad en los espacios fotografiados.

–       Ser creativos. Tener en cuenta los detalles, las texturas y cómo reflejan la luz los materiales, jugar con el blanco y negro…

En el encuentro se visualizaron multitud de fotografías que ejemplificaban cada una de estas recomendaciones y su resultado.

Finalmente, se puso de relevancia la importancia que tiene para el arquitecto este tipo de fotografía, pues en este caso, la fotografía explica el proyecto cuando éste no está para defenderlo y es clave a la hora de presentarlo. En este sentido, arquitecto y fotógrafo, han de ser capaces de presentar el proyecto entre  5 y 8 fotografías.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share Button

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment